23 dic 2020 Publicado en: blog tendencias Verano
Camila Galfione: Renueva la energía de tu guardarropas

Renueva la energía de tu guardarropas

Fin de año es una época de caos. Sin embargo, no hay mejor momento para hacernos un pequeño espacio en nuestra agenda y dedicarle un día al orden y a la limpieza. Un día que nos permita definir aquellas cosas que dejaremos atrás con el cierre de esta vuelta al sol, y cuáles otras nos seguirán acompañando. 


Los chinos, culminando el año, tienen una fecha sagrada de renovación física y espiritual. Se trata de una jornada en la que limpian a fondo sus casas, sacando todo aquello que haya cumplido su ciclo, reparando lo que sea necesario y pintando nuevamente sus paredes. Con este ritual, despiden la mala suerte del año por la puerta trasera de sus hogares y se preparan para recibir la buena fortuna del año por venir.


Anualmente, una limpieza profunda del guardarropas resulta esencial. La energía de prácticamente todas nuestras vivencias, se almacena en este espacio al que nos enfrentamos cada mañana. Por eso, a través del orden y la selección de prendas indicadas, debemos lograr que al abrir sus puertas, la sensación sea de frescura y liviandad. Debemos asumir que hay cosas que han cumplido su ciclo y dejarlas ir; comprender que todo aquello que nos haga sentir desempoderados, no tiene una razón de ser allí; y luego analizar cuáles son los básicos que harían falta para erradicar el clásico “no tengo ropa” ante un ropero colmado de prendas. 


La gran pregunta es ¿cómo saber cuando algo cumplió su ciclo? O ¿cuáles son estos básicos que necesita todo guardarropas? Vamos por partes… 

¡Comencemos con qué cosas sacar! 

  1. Todo lo que traiga recuerdos negativos. El guardarropas debe elevar nuestra energía, y desayunar malas memorias, no es la opción más liviana para comenzar el día. 

  1. Las prendas rotas o manchadas. Parece obvio, pero se sorprenderían… Como los chinos, es clave tomarnos un día para reparar lo que tenga reparo. Y lo que no, lo mejor es sacarlo de circulación. 

  1. Las piezas con pilling. Las famosas “bolitas” en prendas sintéticas o de algodón, no tienen solución. Aparecen con los años; en telas de mala calidad; y en prendas lavadas a temperaturas incorrectas. Estas piezas otorgan un aspecto desprolijo y lo mejor es despedirlas con amor. 

  1. Las prendas desactualizadas. Hay una gran diferencia entre vintage y pasado de moda. Lo vintage presenta una atemporalidad que sigue luciendo vigente, mientras lo desactualizado luce anticuado y no potencia nuestra imagen. 

  1. Las piezas que no usas hace más de dos años. Pregúntate con honestidad ¿qué chances hay de que las vuelvas a usar? 

  1. Las tallas inadecuadas. Es muy común escuchar casos de mujeres que guardan un jean para cuando vuelvan a adelgazar. Si es una talla fácilmente recuperable, no es un problema. Pero los talles por demás idealistas no hacen más que deprimirnos. La ropa se tiene que adaptar a nosotros y no viceversa. Nuestro guardarropas debe acompañar a la persona que somos hoy: un desafío que además nos invita a aceptarnos tal cual somos.

  1. Todo lo que no empodere. La moda es una herramienta de empoderamiento. Su misión es hacernos sentir increíbles. Todo lo que no nos haga sentir de esta manera, simplemente no tiene una razón de ser. 

Nota: Sacar no significa tirar, sino donar. Puede ser a caridad, a una casa de segunda mano o a un taylor shop. 


Pasando a la siguiente pregunta… 


¿Cuáles son los básicos del guardarropas? 

Los básicos del guardarropas son aquellos comodines que combinan prácticamente con todo, que logran sacarnos de un apuro, y le dan mayor versatilidad a nuestro ropero. Antes, solían haber listas estrictas con los básicos del guardarropas. Hoy, dependen del estilo de vida de cada persona. No es necesario tener un pantalón de sastre gris, si no nos movemos en un rubro corporativo. La clave es que los básicos sean prendas lisas y minimalistas que acompañen a otras con más personalidad. (Esto no descarta la posibilidad de que el básico tenga un toque distintivo). ¡Vamos con algunas sugerencias! 


  1. Blusas y remeras simples en tonalidades neutras. Pueden ser blancas, negras, grises, crudas… La idea es tener una remera básica, del modelo que mejor nos siente, para usar prácticamente con todo. 

1-1.png


  1. Pantalones negros para la noche. Ideales para combinar con partes superiores más glamorosas o lograr un look sobrio pero sofisticado. Este es un as bajo la manga para usar en cualquier estación o situación. La clave es encontrar un corte que adoremos y evitar el denim. El secreto es que sea en una tela más nocturna como puede ser la cuerina, el cuero, la seda o el terciopelo, entre otras. Quienes estén buscando este básico, en Jazmín Chebar hay un amplio abanico de posibilidades. 

1-2.png


  1. Una campera de cuero en tonos neutros. Generalmente asociamos este básico al color negro. Sin embargo, a la hora de construir un fondo de armario, es clave optar primero por un tono como el beige, el camel o el gris. Verán como estos matices resultan significativamente más versátiles que el negro. Mientras este último es ideal para la noche, los matices neutros un tanto más claros, son tan diurnos como nocturnos. 

3.png


  1. Calzado en matices neutros. Al igual que con la campera negra, tendemos a creer que aquel calzado que combina con todo, es el negro. En verdad, es mejor dejar este tono para lucir con prendas inferiores negras. Los que van con todo son los calzados neutros (beige, camel, nude , piel e incluso dorado o plateado). Estos matices, ante la duda, serán siempre un acierto. 

4.png


  1. Un vestidito clásico en tonos claros y telas nobles como el lino y el algodón. Estos son esenciales para el verano. Los tejidos naturales otorgan frescura, mientras los cortes clásicos aportan elegancia. Uno de estos es todo lo que necesitamos para las vacaciones estivales. Su versatilidad nos permite ir a un almuerzo, bajar a la playa y asistir a un after beach con un mismo look. Un vestido camisero es una alternativa que nunca falla. 

5.png

Estos son solo algunos de los básicos para construir un fondo de armario sólido. A la hora de comprar este tipo de piezas, la clave es invertir en calidad. Este fin de año, anímate a soltar todo lo que haya cumplido su ciclo y bríndale un espacio a nuevas energías por venir. 


Camila Galfione

www.thestrawberryblonde.com 

 



Publicar comentario