08 oct 2018 Publicado en: Verano
Un circuito alternativo para Paris.

Es difícil  no amar Paris, su arquitectura, sus calles, museos,  tiendas, los pequeños bares, la patisserie, los quesos y así podría seguir y seguir. Nunca se termine de descubrir esta cosmopolita ciudad, podría decir que es una auténtica caja de sorpresas. Por eso para aquellos que ya han visitados los “musts” parisinos como Torre Eiffel, Arco de Triunfo,Louvre,  Montmartre, Sacre Coeur, Notre Dame, Río Sena, Concorde, etc, etc vengo con algunas recomendaciones un poco menos turísticas, que he ido descubriendo en los últimos tiempos.


Empezar el día con un buen café y un croissant es fundamental en esta capital europea, debe haber más de 1000 opciones de cafeterías con propuestas todas muy similares, por ese en este caso voy a elegir solo una para no irme infinitamente por las ramas. Café des Anges en Bastille, un típico lugar local con buen café, buena comida, decoración vintage restaurada y una buena conexión a wifi. Creo que como turista y para empezar este es el mejor combo al que se puede aspirar.

1-cafe-des-anges-copy.jpg

Los parisinos después del desayuno van a trabajar, pero si tenés la suerte de estar de vacaciones, podés aprovechar la mañana para hacer algún paseo.

1-castillo-de-vincenns-copy.jpg

Sacando los programas típicos que mencioné supra, una divertida idea es recorrer la zona llamada “litle Africa” donde una comunidad africana vive y despliega sus costumbres en las calles. Al ser muy cerca de Sacre Coeur, se puede aprovechar también para recorrer Montmartre y comprar algo de arte, tanto en las calles como en las galerías. Si tenés aún más tiempo y sos amante de los programas al aire libre, una mañana de biking por Bois de Vicenns es imperdible, a la salida no te olvides de visitar el castillo que está exactamente a la salida del bosque, y nos muchas personas lo visitan.


1-maison-blanche.jpgA la hora de almorzar también hay tantas opciones como lugares, y en general la cocina francesa se destaca por su refinamiento y excelencia. Para vivir una típica experiencia gastronómica podes ir al restaurant Maison Blanche, ubicado en la zona de “Haute Couture”. La comida es excelente, empezamos con un aperitivo y recorrimos lentamente la variedad de sabores, fois de gras, gazpacho … Luego de esto mi recomendación es que te quedes dando una vuelta por Av.Montagne donde están todas las tiendas.

1-haute-couture.jpg

A la noche, si estás buscando algo un poco más bohemio, tenés que probar los falafel callejeros en Le Marais, que están de moda y la gente hace grandes colas para probar esta típica y económica comida árabe.

vintage-2.jpg

Si el haute Couture no es tu target, o el de tu bolsillo, tenés sin dudas opciones muy interesantes y más económicas por descubrir. Sacando algunos típicos como Br.Haussmann , Bastille, o Les Halles, en Le Mairais podés encontrar una zona de diseño muy interesante en la calle Verrier, y sobre Rivoli y sus paralelas es el sueño de los amantes del vintage. Prendas por un euro, prendas al kilo, podés encontrar de todo, pero ir con paciencia para revolver y siempre estar atento a tu cartera. 


vintage-1-copy.jpgA la noche hay miles de opciones, en esta ocasión descubrí dos lugares nuevos interesantes, la calle Lappe, en la zona de la Bastilla tiene boliches y restaurantes donde hay movimiento absolutamente todas las noches. De lunes a domingo, jamás te sentirás solo y el movimiento entre semana dura hasta más o menos las 2 am. Para los fines de semana me parece una opción divertida el Canal St. Martín en la zona de Le Marais. También hay variedad de ofertas, mi preferido fue Comptoirs generales que está decorado con un ambiente selvático y los tragos son muy buenos. Los locatarios también se reúnen a orillas del canal a tomar algo, y es una propuesta divertida si estás para un plan más bohemio y local.

1-lappe.jpg

Si tu idea es vivir un poco de glamour, te recomiendo que vayas al bar del Hotel Costes, donde va la mayoría de las celebrities de fashion week. Si el dinero no es un problema para vos, también podes ir a cenar en un ambiente muy agradable, pero la comida realmente no es la gran cosa.

hotel-costes.jpgComo buena gran ciudad que es, en París jamás te aburriras o te sentiras solo, cada vez que pisas la calle millones de posibilidades se abren ante tus ojos y existen muchas personas para interactuar. Asi que dale rienda suelta a tu imaginación y salí a descubrir nuevos piques parisinos. ¡ Bon Voyage !

Publicar comentario